Las cubetas para el maletero son muy prácticas y sirven para todo

Siempre me ha gustado tener un coche limpio, ordenado y bien mantenido, por lo que no me ha supuesto nunca un esfuerzo poner un poco más de dinero si fuera necesario. Cuando todavía era soltero, mantener la limpieza de mi coche no era un problema, pero desde que tengo familia y dos hijos, es una tarea un poco más complicada. ¿Por qué?

Mi hijo, que tiene doce años, y mi hija, que tiene ocho son entusiastas del deporte y a los dos desde pequeños les gusta esquiar. Esto significa una gran cantidad de entrenamientos y competiciones, y a menudo con vehículo propio (cuando no pueden ir con la furgoneta del club o si mi mujer y yo queremos ir a verles competir), es necesario cargar el coche con todo el equipo. Después de un par de viajes me di cuenta, que además del equipo en el coche entra también una gran cantidad de humedad.

Resolver el problema sin mucho gasto

Primero pensé que sería necesario comprar algo así como una cubeta para el maletero o al menos una alfombra de goma para que la nieve derretida (y el barro) se quedara allí, pero pronto cambie de opinión. Si guardas dos pares de esquís y botas llenas de nieve un cubre maletero normal no o no es suficiente. Así que mire a mi alrededor y m fije que los otros padres utilizan sobre todo cubetas de maletero echas a medida, que son mucho más duraderas y más profundas – con que no hay peligro que el coche moje o ensucie.

El suelo del coche esta protegido y la limpieza más fácil

Así que compré una bandeja protectora para el maletero hecha a medida, que en realidad resultó ser la mejor opción. El coche está protegido y los niños ya no me dicen que soy pesado. Ya no les insisto de que limpien a fondo sus esquís y botas antes de meterlos en el coche después de cada entrenamiento o competición.

La cubeta para el maletero es desde luego una excelente inversión, que sirve también para algo más. ¿Qué piensas, a que me refiero? Lo desvelare en seguida. Sirve también para llevar a nuestra mascota. Cuando vamos a pasar el fin de semana fuera, siempre nos llevamos el perro con nosotros para que pueda correr libremente por el campo. En ocasiones se echa en el barro o se revuelca en el estiércol de alguna granja. Si no es posible bañarlo en el momento, no me preocupo demasiado, porque la vuelta a casa el perro la hace en el cubre maletero, que una vez en casa es realmente muy fácil de limpiar. Solo hay que sacarlo del vehículo, lavarlo, enjuagarlo y secarlo bien, así que no el maletero se queda siempre limpio, sin barro u otra suciedad.

También para nuestros gatos la cubeta en el maletero nos viene muy bien de vez en cuando. Los dos peludos, que mi hija quiso tanto tener, no les hace ninguna gracia viajar en el coche y prefieren quedarse en casa, pero cuando es necesario llevarles al veterinario, estoy contento de no tener que limpiar el pelo de gato por todo el coche. Ellos no creo que lo encuentren muy divertido durante el trayecto al veterinario (sólo dos kilómetros) ya que en el cubre maletero les desliza hacia atrás y hacia adelante. Bueno, al menos a mi me parece divertido ..

Be the first to comment

Leave a comment

Your email address will not be published.


*